lunes, 31 de enero de 2011

Por el resurgimiento de las Humanidades

El último fin de semana del primer mes del año estuve en la librería Nacional, ubicada en el Centro Comercial Buenavista, leyendo las primeras páginas de algunos libros de historia para ver cuál de todos me atrapaba. Pero resulta que terminé llevándome la edición número 115 de la revista literaria “El Malpensante”, porque aparece allí un artículo bastante bueno sobre la decadencia paulatina que ha sufrido el estudio de las Humanidades en las universidades de Estados Unidos. Este artículo fue escrito por el profesor asociado de inglés de la Universidad Estatal de Ohio, Frank Donoghue.

El autor nos revela su preocupación por la forma como han ido desapareciendo de los pénsumes académicos norteamericanos las asignaturas concernientes a las Ciencias Humanas, tales como, historia, filosofía, lenguas, etc. Tienen más apoyo presupuestal aquellas que pertenecen al sector administrativo y de negocios. Esto me hizo recordar la conversación que tuve hace tiempo con un profesor de Humanidades de una universidad de la ciudad de Barranquilla. Me ha contado que un directivo le dijo lo siguiente: “nosotros no necesitamos humanistas, ¿a quién le importa?, queremos cuadros ejecutivos para la gran empresa”. Sin duda alguna, la academia también se alineó al respice polum.

Desde luego que esta crisis de las Humanidades también crea un desbalance en torno a las asignaciones salariales de los profesores, donde los docentes de administración y de negocios ganan en promedio, por lo menos, 100.000 dólares más, al año, que un docente de Humanidades en Estados Unidos, según los cálculos dados por el profesor Donoghue.

Esto debería encender las alarmas del sector educativo Básico, Medio y Superior en Colombia, para hacer un reajuste que promueva el interés fervoroso por las ciencias más hermosas del mundo. ¿Por qué sentimos apatía por algo que nos revela tanto de nosotros mismos? A propósito, mientras disminuye el estudio de las Ciencias Humanas, la deshumanización mundial va en aumento.

Hora est iam nos de somno surgere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario